Este debate contiene 2 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Argonavi hace 5 meses.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Publicaciones
  • #1507

    Argonavi
    Participante

    DEMANDAS DEL COLECTIVO DE ENFERMOS MENTALES

    1 – Estigma
    Que las administraciones públicas, así como hacen campañas para otras patologías, realicen campañas de sensibilización social sobre los Trastornos Mentales. No pedimos más, queremos ser iguales, que no menos distintos. Está comprobado que existe un gran desconocimiento por parte de la sociedad sobre la Enfermedad Mental, de ahí sus miedos hacia estas personas. Entendemos que realizando campañas de sensibilización se enseñaría a la sociedad a conocer la realidad de estos enfermos y de su enfermedad, con lo cual se acabaría con los estigmas y las consecuencias que estas personas padecen: dificultades laborales, en la vivienda e incluso en las relaciones sociales. Entendemos que la mínima campaña que se haga será mucho, porque la enfermedad mental es una gran desconocida.
    Realización de campañas de concienciación, sensibilización e información sobre las Enfermedades Mentales en los centros educativos de todo el país. Los niños son la base de la sociedad del mañana y de ellos depende el tipo de personas más o menos concienciadas en su vida de adulto. Además de ser personas más receptivas al no tener aún unos valores predefinidos.
    Realizar talleres en los institutos, para que si un estudiant@ tiene un comportamiento distinto, los demás sepan comprender y entender el por qué, en lugar de apartar y marginar a esta persona. De esta manera, se podría reducir el Fracaso Escolar, fruto del rechazo que pueden llegar a experimentar.
    Psicoeducación familiar (en Intervenciones Psicológicas): fomentar las intervenciones familiares. Realización de evaluaciones sistemáticas de las características familiares,
    Se sabe por el contacto de primera mano que ha tenido con este colectivo tan discriminado, que se da poca información a los familiares de los pacientes, cuando una persona obtiene el diagnóstico, se le manda a su casa con una receta sobre la medicación a tomar, sin información, consejos ni formas de colaborar para que la enfermedad sea lo menos incapacitante posible. Podemos ha recogido testimonios de familiares que dicen se encuentran perdidos, que no saben cómo actuar con su familar. Exigimos mas información para estas familias con escaso conocimiento de la enfermedad, por parte de los profesionales de salud mental.
    Servicio de orientación y apoyo al empleo (en Intervenciones de Apoyo Social): “la modalidad de intervención debe tener en cuenta una valoración realista del balance entre el apoyo que se espera poder aportar y las dificultades añadidas que, en bastantes ocasiones pueden suponer (especialmente en relación con el estigma social) intervenciones directas en el medio laboral”. Por ello resulta muy significativo que sólo el 5% de los enfermos dispongan de un trabajo estable.
    Prevención. Observar desde los centros educativos los posibles trastornos que pueda tener un niño y potenciar el diálogo, la atención psicológica, la integración y adaptar los métodos educativos a sus necesidades e informar a las familias del comportamiento de estos niños y los métodos más convenientes a seguir para lograr la integración social.
    2 – Atención sanitaria
    Recursos Humanos: Es bien sabido que con los recortes en Sanidad los psiquiatras se van jubilando y no se hacen nuevos contratos, la cantidad de profesionales es normalmente escasos para la población con estas patologías, provocando la falta de asistencia. De esta manera, los datos ponen en evidencia que los pacientes con enfermedad mental en España cuentan con muchos menos recursos humanos a su disposición que los pacientes del resto de Europa. Además, la distribución de profesionales dedicados a la salud mental en España presenta un patrón invertido en comparación con el resto de Europa: mientras que en Europa los servicios de salud mental se componen en mayor medida de psicólogos (18) que de psiquiatras (11), en España ocurre lo contrario (6,5 psiquiatras y 4,3 psicólogos de media). Es por eso que se tendrían que incluir en el Sistema de Salud Mental a más de 7.000 psicólogos, 2.000 psiquiatras, 12.000 enfermeros y 19.000 trabajadores sociales, si tomamos como referencia los datos del Instituto Nacional de Estadística, donde se estima que España cuenta actualmente con 45 millones de habitantes. El Objetivo es equiparar al menos el número de profesionales de la salud a la media europea. Esta medida costaría 950 millones al año, lo que conllevaría el aumento de 1,4% en gasto de Sanidad. Si tenemos en cuenta que el gasto en Salud Mental en 2013 fue de 3.500 millones de euros y que el objetivo es equipararla con la media de la UE que son 7.000€ (el 10% de los 70.000 millones que se gasta en Sanidad, actualmente es del 5%), el gasto efectuado en personal no es gran cosa, ya que aún dispondríamos de 2500 millones de euros adicionales para invertir en otros aspectos de caracter estructural, como adecuación de hospitales o investigación. A largo plazo esta medida ahorraría un dinero muy superior al invertido, ya que una atención primaria adecuada haría que los ingresos en salud mental de agudos disminuyeran, los cuales son muchos más caros. Además crearían 40.000 puestos de trabajo directos. Esta reforma se haría de forma paulatina conforme las infraestructuras pudieran absorver estos profesionales y las reformas estucturales estuvieran bien planificadas. Para los casos que se debiera abortar la creación de nuevos módulos en los hospitales, estos tendrían que realizarse siguiendo criterios de habitabilidad que los profesionales acordasen. A su vez deberían de estar en pabellones fuera del área hospitalaria para cumplir con la ley de tabaco, que otorga a estos recintos como excepciones donde se puede fumar.
    Atención primaria: Actualmente la atención primaria de la salud mental está saturada por la problemática de falta de personal anteriormente expuesto. Sin embargo, hay servicios de los que carece y los cuales nos parecen vitales para brindar una buena calidad de vida al enfermo y sus familiares.
    Cursos de psicoeducación: destinado a enfermos y familiares, para la comprensión de las distintas enfermedades mentales. Se realizarín por separado atendiendo al tipo de enfermedad mental. De esta manera, el enfermo estaría más concienciado con su enfermedad mental y evitarían muchos ingresos en agudos, lo que disminuiría, a su vez, el coste en que acarrea un ingreso en agudos.
    Reforzar la atención psicológica: Debido a los problemas de personal expuestos, la atención psicológica es prácticamente nula o muy deficiente. Esta debe ser una atención prioritaria para que el enfermo tome sólo la cantidad necesaria de medicación. Está comprobado que la terapia psicológica no es sólo necesaria sino que mejora aspectos de los distintos trastornos y que por consiguiente, mejora la calidad de vida del paciente, y permite un ahorro farmacológico.
    Trabajadoras/es sociales: Estas tienen una vital importancia porque tienen que atender a personas que además de tener una enfermedad mental tienen problemas económicos u otras problemáticas que hace a estas personas sensibles a la exclusión social. Debe de haber una buena coordinación con los diferentes organismos para una correcta atención. Estos enfermos tienen que tener un trato especial a la hora de disponer de los distintos recursos existenciales que precisen. El mal funcionamiento asistencial hace que muchas personas se hayan visto abocadas a vivir en la calle. Esto no lo puede permitir una sociedad que tiene como objetivo el bienestar social.
    Asociaciones: Debe haber una coordinación entre atención primaria y las asociaciones de enfermos mentales y/o familiares que haga que la labor conjunta sea más facil y eficaz, teniendo una correlación de datos entre ellas, siempre bajo la autorización del paciente.
                  -Se promoverá la participación de las asociaciones de familiares y allegados en el desarrollo de grupos de mejora de los procesos asistenciales relacionados con los trastornos mentales.
                  -Se impulsará junto a las asociaciones, un plan de comunicación y sensibilización de la población y los profesionales del Sistema Sanitario Público.
                  -Potenciar las asociaciones independientes de pacientes, como instrumento de garantías de sus derechos fundamentales.
                  -Estimular el voluntariado social comprometido con la ayuda a los enfermos mentales.

    Creación de grupos multidisplinares (psiquiatras, psicólogos, enfermería y trabajadores sociales): diseñaran una mejor terapia personallizada a las demandas específicas del paciente. Este grupo se comunicaría con la familia o entorno cercano del paciente si lo creyera necesario para su mejor adaptación a la nueva dinamica terapeútica. Además de elaborar informes orientativos para el médico de famila en prevención de recaídas o posible mantenimiento del consumo de psicofármacos y sus interaciones con otros.

    Atención en agudos de salud mental:
                   El ingreso a un paciente en agudos se está dando con mucha frecuencia debido a la ineficacia de la atención primaria. Actualmente los centros de internamiento son extremadamente paupérrimos. Teniendo las siguientes deficiencias:
                   -Ingreso: El ingreso se puede convertir en una pesadilla para pacientes que llegan con brote grave, el hecho de que sólo haya un psiquiatra de guardia hace que el enfermo sea visto después de horas de espera. Esto acarrea un sufrimiento inhumano, que hace que en muchas ocasiones el enfermo se vaya sin ser atendido, con el consiguiente peligro para su salud. Hay que tener en cuenta que en muchos casos son llevados por sus familiares casi engañados, ya que éste es incapaz de ser consciente de su actual situación. Por lo que proponemos elevar el número de psiquitras al menos a dos o más (dependiendo del ratio del hospital) y que los enfermos mentales sean atendidos de urgencia al menos para una primera valoración, en el caso certificar que es un brote grave agilizar los trámites para ingresarlo rápidamente.
                 -Equipo facultativo: La falta de enfermeras/os especializadas/os en salud mental provoca que la atención y el seguimiento sea muy poco profesional. La mayoría de los conflictos con los enfermos terminan con la sedación y/o el amarramiento a la cama. No hay psicólogos de forma continua que puedan realizar talleres que mitiguen los síntomas que presentan los pacientes.
                 -Centro de internamiento: El primer problema es que no hay separación física entre hombres y mujeres en lo que se refiere a los dormitorios. Deberían estar separados físicamente por dos módulos. Segundo: Los enfermos no están separados por el tipo de enfermedad, debería distinguirse por la sintomatología de cada una de ellas, observando si es adecuado o no estar con otros pacientes con enfermedades mentales muy distintas, esto haría que la estancia del enfermo fuera más agradable y también más corta. Adecuar los centros para que el derecho a fumar que le otorga la ley a los Centros de agudos Salud Mental pueda ser cumplida, ya que si a la sintomatología propia de la enfermedad añadimos un síndrome de abstinencia, los resultados pueden ser muy perjudiciales para el enfermo.
    En cuanto a los centros de gestión privada, deben garantizar a la Administración que en ellos se cumplen los derechos fundamentales.
    Si esto no fuera así, la Administración, como máximo responsable, debería penalizarlos y/o cerrarlos hasta que no se cumplieran las garantías necesarias.

    La comorbilidad entre la adicción y otros trastornos mentales (Patología Dual):
    La Patología Dual representa la asociación cruzada (coexistencia o co-morbilidad, si se prefiere) de dos situaciones clínicas: la presencia de un trastorno mental por un lado, y por otro, el uso patológico de sustancias tóxicas (consumo o abusos inadecuados, así como dependencia de drogas y/o alcohol).
    Se hace necesario la creación de especialidades dentro del Sistema Sanitario que acojan a las personas con patología dual. En estas consultas deben ser atendidas por personas con conocimientos tanto en enfermedades por adicción a drogas como en psiquiatría. En caso de no disponer de ese perfil, se haría el seguimiento por dos profesionales con conocimientos específicos en una de las patologías..
    Realización de cursos de psicoeducación enfocados a ese tipo de Patología dual, acompañados de grupos GAM.
    Consideramos prioritaria una tarea de prevención de patologías duales mediante la coordinación de servicios de prevención con asociaciones de enfermos tóxico/drogodependiente (drogas legales o ilegales) puesto que se calcula que el 50% de enfermos mentales graves padecen también algún tipo de tóxicodependencia.

    3 – Vida laboral.
    El trabajo es una fuente de bienes necesarios para la vida que proporciona independencia, pero también una fuente esencial de autoestima. Incluso el trabajo no remunerado hace sentir útil y valioso a quien lo realiza. Para las personas que se recobran de una enfermedad mental, es una oportunidad de vida comunitaria, de adopción de hábitos y de estructuración mental.
    En la sociedad generalmente se considera que los pacientes psiquiátricos nunca se recobrarán lo bastante como para ser útiles de algún modo, que son constantemente impredecibles e inestables y que pueden ser peligrosos. Estas expectativas determinan la conducta de las personas y las políticas de las empresas ante el posible trabajo de los enfermos.
    Los recortes sociales realizados por los sucesivos gobiernos han situado al colectivo de enfermos mentales en un contexto de riesgo de exclusión social para unos, y otros, por desgracia, ya se encuentran en esa situación .
    El ritmo de vida y la constante competencia, bien para seguir trabajando o para encontrar trabajo dentro de un sistema capitalista, condiciona unos niveles de estrés que pueden desencadenar en un trastorno mental. Por eso se hace urgente la consecución de un estado del bienestar que propicie unos ritmos de trabajo y de vida más estabilizados con el fin de conseguir una sociedad sana mentalmente.
    Es urgente la adecuación de puestos de trabajo para personas con un grado de discapacidad por enfermedad mental: jornadas reducidas, puestos sin stress, optimizar el rendimiento de esas personas en base a sus limitaciones y también cualidades, etc. Dicha inserción ahorraría muchísimo dinero al Estado, y potenciaría la recuperación de l@s enferm@s.
    Se hace urgente tomar medidas para cambiar las expectativas acerca de las capacidades y potencial de los usuarios. Ello incluye también cambiar las del personal sanitario en salud mental.
    Difundir información adecuada a las empresas para que los empleadores modifiquen sus prejuicios. Recuperarse de un trastorno psiquiátrico no se distingue esencialmente de recuperarse de otra enfermedad.
    Dejar claro que limitar el acceso al trabajo de una persona exclusivamente por haber padecido un trastorno psiquiátrico es discriminación.
    Crear modos de proporcionar apoyo a los enfermos que trabajan.
    4 – Pensiones.
    Pensión no contributiva de la misma cuantía que el salario mínimo interprofesional.
    Recurrir a otros tipos de financiación pública en el caso de que el fondo de pensiones no sea suficiente.
    No utilizar el fondo de pensiones para otra cosa que no sea para lo que previamente está establecido. Esto ha sido utilizado por diferentes gobiernos.
    5 – Investigación.
    España invierte en Salud Mental el 5 % del total del gasto sanitario, lejos del 10% que dedican de media el resto de países de la Unión Europea, debido a que no existen políticas sanitarias a largo plazo.
    Es bien sabido la cantidad de efectos secundarios que genera la medicación para enfermos mentales, muchos de ellos crean incapacidad al paciente para desarrollar determinadas tareas y causan que su calidad de vida se resienta. Pese a que se sacan nuevos medicamentos, la mayoría de estos apenas cambia con respecto al medicamiento que se quiere mejorar, más bien es por intereses económicos para poner una excusa para subir el medicamento. Es por ello que es necesario que la inversión pública en investigación se duplique al menos para conseguir avanzar en medicamentos de calidad y que mejoren su eficacia, además de disminuir de forma significativa sus efectos secundarios.
    6 – Asociaciones.
    Públicas: Se hace vital que aquellas asociaciones que estén vinculadas directamente por administrasciones públicas estén mucho más controladas. Se hace necesario en muchos casos una auditoría de las cuentas debido a la opacidad con la que actúan muchas de estas.
    ONGs: Se hace necesario de dotar de más recursos a aquellas ONGs de familiares y enfermos mentales para que cubran aquellas necesidades que por su naturaleza se hace más eficaz a través de estas entidades que por la administración pública. Es bien sabido que por la cercanía que viven estas asociaciones la enfermedad mental son más conocedoras, en muchos casos, de las deficiencias que se están cubriendo. También cumplen una labor sociológica dificilmente sustituible. Estas también han de estar controladas por la administración pública para evitar fraudes. La coordinación con los centros de salud a todos los niveles es sumamente importante por resultados positivos que de ellos se deriva.

     HEMEROTECA
     
     http://www.infocop.es/view_article.asp?id=2028

    http://www.infocop.es/view_article.asp?id=2137

    http://www.who.int/mental_health/policy/FOMENTOdeLaSALUDMENTAL.pdf  

    #1753

    Basilio
    Participante

    Hola Argonavi soy Basilio responsable del Comité Pro Salud Mental En Primera Persona, desde Ceuta.
    Gracias por haberte currado este resumen de las demandas del colectivo, muchas de las cuales están en la agenda del Comité. Yo también pienso que se hace poco en el terreno de la promoción de la salud mental o sensibilización, en comparación con lo que se gasta en tratamientos farmacológicos. La educación para la salud o fomento de la conciencia colectiva está sin explorar.
    Estaré atento a los debates en la medida que mis obligaciones me lo permitan. Yo soy de ese pequeño tanto por ciento de usuarios que tiene una vida laboral estable.

    #1757

    Argonavi
    Participante

    Hola Basilio, yo pertenezco a una asociación que está dentro de Primera Persona en Granada llamada SAPAME. El escrito que he subido lo hice ya años, por desgracia, yo solo. En SAPAME me he enterado que hay más gente luchando en la misma dirección. Ahora veo con optimismo la llegada del día del Orgullo Loco el 20 de Mayo. Ese día tenemos que marcar un antes y un después en el trato de las personas con diversidad mental. Cuenta conmigo para lo que sea.
    Un saludo desde Granada

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.