II TALLER MUJER Y SALUD MENTAL: GRANDES CONQUISTAS

El pasado mes de junio se celebró el II Taller de Mujer y Salud Mental organizado por Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA. Son numerosos los datos que corroboran la doble carga que supone tener dificultades de salud mental y el hecho de ser mujer. Ante esta situación, la perspectiva de género se hace imprescindible: las mujeres alzan sus voces, una vez más, para defender los derechos que le son propios. Los derechos de ser humanas.

Etiquetas ‘extra’ a las ya acostumbradas en el estigma de la salud mental: ‘histérica’, ‘vaga’, ‘incapaz’, ‘desaliñada’ o ‘mala madre’. Son calificativos que muestran la doble exigencia social dirigida hacia la mujer en el caso de que tenga algún problema de salud mental, y que lo hacen doblemente estigmatizador.

22 mujeres con experiencia propia en salud mental, de 14 regiones distintas y pertenecientes a entidades agrupadas en SALUD MENTAL ESPAÑA, trabajaron el pasado mes de junio en el II Taller de Mujer y Salud Mental, asentando las bases establecidas en la primera edición y elaborando estrategias específicas para mujeres con problemas de salud mental.

Consolidación de una red estatal que trabaja la dimensión de género

Sala de reuniones con mujeres debatiendoEn el primer taller, este equipo de trabajo puso nombre y apellidos a los problemas específicos de este colectivo, creando los pilares para la creación de un espacio de formación, reflexión y empoderamiento. En este segundo certamen se ha trabajado de manera participativa para la elaboración de acciones concretas. El objetivo: partir de las experiencias y reflexiones en Primera Persona para la elaboración de un Manifiesto que visibilice las necesidades y proponga acciones de mejora, dando voz y protagonismo a la salud mental de la mitad de la población.

Grandes desafíos, grandes conquistas

En este II Taller se pusieron encima de la mesa cinco grandes áreas de debate para sacar conclusiones que resulten en un necesario empoderamiento y protagonismo de la mujer con problemas de salud mental. Fueron los siguientes:

1.  Derechos sexuales y reproductivos. Maternidad y crianza.

Extracto del textoLas mujeres reunidas en esta plataforma estatal defendieron la importancia de mejorar la educación sexual en el ámbito educativo y familiar, así como “el derecho a tener hijas/os”. En este encuentro, a través de diferentes testimonios, pudieron constatar que“la Convención de la ONU sobre los derechos con discapacidad no se cumple, con el agravante de que ésta es una herramienta para asegurar su cumplimiento. Se dan casos en los que mujeres no han podido adoptar por tener un problema de salud mental, generando una situación de sufrimiento a las mujeres que así lo desean. Las mujeres con problemas de salud mental podemos tener hijas/os como cualquier persona”.

Así mismo, se constató la necesidad de recibir apoyos en la crianza, que se realicen dotaciones presupuestarias para las políticas públicas, se incluya el apoyo psicológico en el parto y posparto, se atienda la salud sexual de forma integral, se fomente la corresponsabilidad y, por último, se respete nuestra libertad y diversidad sexual”.

 

2. Empleo y vida independiente.

“La vida a veces deja de ser un acto reflejo y se convierte en una carga. Intentas seguir a la sociedad, pero no es tu ritmo, no es lo que quieres hacer… no es para ti. Si esto ocurre, se puede tener sentimiento de culpa”.

El grupo de trabajo de mujeres del tejido asociativo puntualizó en este ámbito la importancia de todos los niveles educativos: infantil, primaria y secundaria, formación profesional y universidad. Así mismo, se hizo patente la necesidad de trabajar la sobreprotección familiar; el acceso a una vivienda y empleo dignos, éste último regularizado, remunerado de acuerdo a la realidad y adaptado. En este sentido, también se habló de la necesidad de empleos de más de media jornada y, por otro lado, de reducir las jornadas laborales de forma generalizada. Sería importante dotar de los apoyos necesarios para lograr una vida independiente, consolidar la asistencia personal y la creación de comunidades de convivencia y apoyo mutuo.

 

3. Sistema de salud mental.

Extracto del textoEn el grupo de discusión se habló también de la importancia de la salud mental como pieza clave de la salud pública: “pasamos a hablar de enfermedad mental a dolor social”. Así, la atención psiquiátrica deberá ser gratuita y de calidad, con mayor presencia de profesionales en psiquiatría y psicología en el sistema público de salud”.

A favor del sistema de salud, se habló de la importancia de“informar de otros recursos, así como de crear nuevos recursos de atención”.

 

4. Violencia machista.

 “No basta con tener derechos, hay que reivindicarlos. El patrón que la sociedad nos plantea es tan estrecho, que hay muchas formas de discriminación”.

La mujer con problemas de salud mental añade a su condición el hecho de ser, muy a menudo, víctima de la violencia de género, que toma forma como violencia “física, sexual, psicológica, durante la infancia y la adolescencia, en los medios de comunicación y en instituciones”. Una de ellas: “la de las esterilizaciones forzosas, que continúan produciéndose en nuestro país”.

 

Los recursos para violencia de género deberán estar, por todo ello, “adaptados a las mujeres con problemas de salud mental. Deberán promover el empoderamiento de la mujer, visibilizar la importancia de la violencia psicológica y considerar protocolos de acoso específicos en el ámbito laboral.

En este segmento del sumario se hizo hincapié en la importancia de la escucha, en la necesidad de adaptar los recursos de apoyo a las víctimas de violencia y en que se cubran sus necesidades. Así mismo, en que se respete nuestra libertad y diversidad sexual”.

 

Extracto del texto5. Visibilidad, lenguaje y empoderamiento.

Las mujeres protagonistas de este segundo encuentro acordaron acuñar un nuevo término: mujeres con dificultades en salud mental, así como priorizar el uso del lenguaje inclusivo.

Las preguntas que se lanzaron ponían de manifiesto la necesidad de reflexión:“¿somos sujetos, objetos, pacientes, usuarias… hablamos con voz propia o hablan de nosotras?”.En cuanto a conceptualización, se dijo que es necesario potenciar términos comovalientes y luchadoras.

También se dio constancia de la necesidad de mayor visibilidad y de la creación de voces de mujeres expertas. “Me cuesta mucho enfrentarme al prejuicio. Pero luego pienso: si no lo contamos, ¿cómo vamos a avanzar?”.

Actualmente, el primer Manifiesto de mujeres con dificultades de salud mental de la red SALUD MENTAL ESPAÑA está en proceso de elaboración y consenso de las participantes en este segundo Taller de Mujeres y Salud Mental, el cuales una pieza clave del programa de Promoción de la Salud Mental y Prevención de la Exclusión de la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, financiado con la línea de subvenciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con cargo al IRPF 2017 – 2018.

Más información: enlace a la noticia de la web de Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA.

 


Tu opinión es muy importante

Foro de la web Diversamente.es¿Quieres dar tu punto de vista sobre este tema? Te invitamos a participar en el Foro Diversamente en el siguiente enlace: Cuestiones de género. Salud Mental y Mujer.