Un montón de interrogantes en negro sobre una mesa. Uno de ellos está iluminado y es naranja

Lo que yo quiero

En salud mental, en vez de tener una relación basada en la confianza y en el respeto, a menudo las personas con dificultades se encuentran entre la espada y la pared: la amenaza de recibir un tratamiento con el que no están de acuerdo les dificulta la petición y consecuente obtención de ayuda. En definitiva, la alianza terapéutica está deteriorada. Las coerciones (ingresos involuntarios, contenciones mecánicas, etc.) generan más desventajas que beneficios.

Una mano dibuja un esquema. De un recuadro central salen flechas en todas direcciones.

El PAD: un espacio simbólico

No parece haber dudas en la definición de PAD (plan anticipado de decisiones), un espacio deliberativo, o estrategia, entre el profesional y el usuario de la salud mental en período de plenitud, a fin de preservar la voluntad de este último cuando su capacidad de decisión se encuentre alterada.
Buena práctica también porque se alinea con el modelo de participación del usuario, en el convencimiento de que el PAD mejora la psicoeducación, supone un beneficio terapéutico, y enaltece el pronóstico de recuperación.