En primera persona Castellano

Un niño va a soltar un farolillo chino al cielo, donde ya hay otros encendidos volando

Manifiesto de apoyo a la familia de Andrea Fernández

Desde el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona queremos trasladar todo nuestro apoyo y nuestro afecto a la familia de Andrea en estos momentos difíciles. Cabe preguntarse si las desgraciadas circunstancias que llevaron al fatal desenlace hubiesen ocurrido si la praxis de la medicina en salud mental estuviera regida por la ausencia de prejuicios y por el escrupuloso respeto a los derechos humanos. Pedimos que se actúe con rigor y profesionalidad ante cualquier urgencia, sin tener en cuenta si ha habido un historial psiquiátrico u otros cuadros diferentes.

Una mano dibuja un esquema. De un recuadro central salen flechas en todas direcciones.

El PAD: un espacio simbólico

No parece haber dudas en la definición de PAD (plan anticipado de decisiones), un espacio deliberativo, o estrategia, entre el profesional y el usuario de la salud mental en período de plenitud, a fin de preservar la voluntad de este último cuando su capacidad de decisión se encuentre alterada.
Buena práctica también porque se alinea con el modelo de participación del usuario, en el convencimiento de que el PAD mejora la psicoeducación, supone un beneficio terapéutico, y enaltece el pronóstico de recuperación.

Casas de colores en fila, en la ciudad de Burano, Italia

Informe sobre la representatividad

No ha de ser malo pararse a recapacitar como mejor forma de orientar tus pasos y acertar con ese destino que es la representación de la experiencia en primera persona dentro del movimiento asociativo Salud Mental España.
Dentro de este foro que es el Comité Pro Salud Mental En Primera Persona, máxima expresión de esta voluntad, nos prestamos a hacer una foto fija a fin de reconocernos en ella y poder establecer así algún área de mejora.

Un diente de león arrancado y marchito sobre el asfalto

La Herida

Existe una conexión muy especial entre las personas que hemos abierto los ojos atados a un camastro en la planta de psiquiatría, despertados por la severidad de un sistema que no sabe de tu nombre. Quizá por esto me supuran las heridas al leer la fatal noticia, y es que Andrea murió de meningitis tras 75 horas inmovilizada en la unidad de psiquiatría del Hospital Central de Asturias.

Unas cometas de colores, unidas unas a otras, vuelan en un cielo azul

Qué me hubiera gustado saber cuando todo empezó

Desde el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona hemos reflexionado sobre nuestra historia personal, poniendo el foco en todo aquel conocimiento que nos hubiera gustado tener cuando “todo comenzó”. Cuando empezaron lo que luego los especialistas llamarían síntomas, lo etiquetarían con un diagnóstico, en función del cual definirían un tratamiento que seguía unos protocolos y, en el más aventurado de los casos, nos anunciaban un pronóstico.

Una mesa de reuniones con ordenadores, cinco manos juntan sus puños en señal de trabajo en equipo

Manifiesto sobre el trabajo

Cuánta energía vertida en el vacío. Cuántos sueños depositados en las cunetas del olvido; y cuántas mañanas sobrecogidos por la incertidumbre de quien no conoce su destino. Si es que hay alguien al otro lado de las letras, desde el Comité Pro Salud Mental En Primera Persona pedimos que se dé cumplimiento al derecho fundamental al trabajo.

Una mariposa azul volando, el fondo está desenfocado de lo rápido que se mueve

Carta al movimiento asociativo en Primera Persona de Europa

Seguro que os ha pasado. Llega un momento en la recuperación y vivencia de un problema de salud mental en que sentimos la llamada de la participación. Entonces, tomamos conciencia de que formamos parte de un colectivo muchas veces olvidado y decidimos juntar nuestras fuerzas. El simple hecho de estar en camino, y de estar en lucha, nos devuelve a la esperanza, y empezamos a buscar respuestas que den solución a nuestras necesidades y a nuestros sueños de libertad. Al fin y al cabo, ¿no somos todos depositarios de los mismos derechos, aquello que nos faculta para la dignidad?