En primera persona Castellano

Una mesa de reuniones con ordenadores, cinco manos juntan sus puños en señal de trabajo en equipo

Manifiesto sobre el trabajo

Cuánta energía vertida en el vacío. Cuántos sueños depositados en las cunetas del olvido; y cuántas mañanas sobrecogidos por la incertidumbre de quien no conoce su destino. Si es que hay alguien al otro lado de las letras, desde el Comité Pro Salud Mental En Primera Persona pedimos que se dé cumplimiento al derecho fundamental al trabajo.

Una mariposa azul volando, el fondo está desenfocado de lo rápido que se mueve

Carta al movimiento asociativo en Primera Persona de Europa

Seguro que os ha pasado. Llega un momento en la recuperación y vivencia de un problema de salud mental en que sentimos la llamada de la participación. Entonces, tomamos conciencia de que formamos parte de un colectivo muchas veces olvidado y decidimos juntar nuestras fuerzas. El simple hecho de estar en camino, y de estar en lucha, nos devuelve a la esperanza, y empezamos a buscar respuestas que den solución a nuestras necesidades y a nuestros sueños de libertad. Al fin y al cabo, ¿no somos todos depositarios de los mismos derechos, aquello que nos faculta para la dignidad?

Un peón blanco frente a dos figuras negras, una la reina y otra el rey.

El surgimiento de la Primera Persona en Salud Mental

¿Qué pasaría si todos los que tenemos una experiencia en primera persona sobre la salud mental proyectáramos nuestra energía sobre el mismo punto? A buen seguro, la potencia generada sería un motor de cambio hacia horizontes más justos y equitativos, y la sociedad entraría en un estado de conciencia donde la diversidad en la función mental sería vista como signo de riqueza.

Imagen de una gruesa cadena

CADENAS EN EL SILENCIO

Estamos en los tiempos del acelerador de partículas, de las energías renovables, y de la revolución digital 4.0. La Humanidad ha tenido que vencer infinidad de retos y contradicciones para llegar hasta aquí y, sin embargo, una práctica sacada de lo más recóndito de la oscuridad exhibe su vigencia y nos hace pensar en la gratuidad del dolor.