Entre las nubes. Al fondo, un cielo azul se vislumbra en un claro de esas nubes.¡PORQUE HE GANADO! ¿QUÉ MAS PUEDO PEDIR?

He ganado tiempo, agilidad en el movimiento, me encuentro más despierto, las relaciones sociales fueron a mejor (no existe la peste a tabaco al hablar), la ropa no huele a humo, el dinero del bolsillo no decrece tan veloz, los alimentos tienen sabor y olor, el dormir mejora y no me despierto con el ambiente en el cuarto cargado de CO2 o para ir a fumarme un pitillo con el fresco de la noche cuando estoy tapado hasta arriba, no consumo en los bares solo en invierno en la calle estando todo el mundo dentro, la vida amorosa va incrementándose por poco que sea, cuando me agobio centro mis pensares en tranquilizarme y no lo agravo con un cigarro en la boca, me olvido de los dedos amarillentos, de si llevo fuego o liarme un cigarro, ya no me acuerdo del de levantarme, del de después de comer, de si hago de vientre o de antes de dormir, pienso con más ligereza. Se fumaba para dejar constancia de paz entre pueblos, pero alguien se adinera muy rápido y yo seguía fumando. Ahora sé que existen muchas conversaciones más allá del cigarro por eso y todo lo a bien que voy, por eso me doy las gracias al dejar de fumar.

¡GANÉ VIDA, ME GANÉ A MÍ!

Al año aproximadamente mueren 6 millones de personas en el mundo, millón y medio del total son mujeres. 1 de cada 10 personas que fallecen en el planeta eran fumadoras. La persona fumadora vive de media 15 años menos. Al año en España mueren 52.000 personas.

1.300 millones de personas en el mundo son fumadoras. Y estamos rondando los 7 mil millones. SI FUMAS, DÉJALO, POR TI SOBRETODO.

Elegí NO depender del tabaco, preferí no esclavizarme a un turulo consumido en mis labios, conseguí dejar de fumar, antepuse querer disfrutar de las pequeñas y de las grandes cosas que la vida nos ofrece y prioricé de forma positiva, echando al tabaco de mi casa. Ahora respiro, imagino, y consigo hacer sin estar nublado. ¡EN MÍ MANDO YO, NO ESE CIGARRO!