Casas de colores en fila, en la ciudad de Burano, Italia

INFORME SOBRE LA REPRESENTATIVIDAD

No ha de ser malo pararse a recapacitar como mejor forma de orientar tus pasos y acertar con ese destino que es la representación de la experiencia en primera persona dentro del movimiento asociativo Salud Mental España.

Dentro de este foro que es el Comité Pro Salud Mental En Primera Persona, máxima expresión de esta voluntad, nos prestamos a hacer una foto fija a fin de reconocernos en ella y poder establecer así algún área de mejora.

Son varias certezas las que se desprenden de nuestra interlocución.

La impresión general es que la experiencia propia avanza y está en expansión; a distintas velocidades, eso sí, dependiendo del territorio. La evidencia de este motivo es el impulso de los Comités regionales, primer peldaño de la representación y toma de contacto con la responsabilidad que esta supone.

Aquí, la salud mental pasa de lo abstracto a lo concreto, y empieza a conocerse el lenguaje de la salud mental en positivo, y también los derechos que nos asisten (ya se sabe, un proyecto de vida independiente, una atención de calidad y libre de coerciones, y estas cosas).

En cuanto al salto cualitativo de un órgano consultivo, como son los comités, a la participación en órganos de gobierno, estamos hablando de una fase inicial, novedosa. Se van conociendo casos, y nombres de pioneros, que son celebrados y agradecidos. Pero el paso el paso de una zona de confort, como es la opinión o la reivindicación, a la toma de decisiones ejecutivas, genera aún inseguridades que se habrán de analizar. Vencer esta resistencia sería la clave para el desarrollo estratégico de la representación. O dicho de otro modo: ¿cómo incentivar la responsabilidad frente al acomodo?

Insisto en que estamos en una fase inicial, y puede que muchos amigos del tejido asociativo, no han visto todavía el momento de la promoción participativa; y no siendo estas dudas achacables a la voluntad de la organización (siempre habrá casos).

Dicho esto, cualquier propuesta de fomento de la participación en la lucha por una salud mental desde la experiencia propia es poca, y habrase de ofrecer cuantas oportunidades sean necesarias.

En definitiva, el pronóstico del protagonismo, de igual a igual, entre familiares y usuarios, es favorable, siempre y cuando se propicie un ambiente acogedor y auténtico.

De las críticas que nos renombran como conformistas, sólo debemos escuchar las que tengan un talante constructivo. Y teniendo en cuenta que, siempre que representas a un colectivo, la interlocución ha de ser medida. Sin renunciar por ello a los mínimos de dignidad presupuestados en el texto de la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad.

VER TAMBIÉN

IMPULSA

Logo SALUD MENTAL ESPAÑA

COLABORA

Logo Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad